martes, 6 de diciembre de 2011

LIBROS DE TEXTO - PARTE SEGUNDA: LAS EDITORIALES (Página nº 521)

Sin duda las editoriales son las grandes beneficiarias de la supresión del programa de gratuidad de los libros de texto en Castilla-La Mancha. Para ellas la vuelta a los orígenes sólo tiene ventajas pues se traduce en ventas que no tienen, como en el caso de los libreros, ningún inconveniente añadido con la supresión.

Las editoriales seguirán haciendo lo mismo de siempre pero con mayor mercado. Visitarán los centros, harán sus presentaciones, ofrecerán sus muestras, buscarán la fidelización de los profesores, ofrecerán sus incentivos y harán caja, mucha más caja, dado que los ocho niveles de primaria y secundaria obligatoria que renovaban libros cada cuatro años ahora lo harán en cada curso y eso ya supone, de partida, cuadruplicar las ventas.

Además, mientras no se eleve a más de cuatro los años de vigencia de un mismo libro de texto, a lo que obliga la ley, las editoriales procederán a sacar en ese tiempo nuevos materiales que, en algunos casos, son un simple "tuneo" de los anteriores, y a descatalogar los que hayan cumplido ese ciclo cuatrianual, asegurándose así la renovación de materiales y textos y evitando que puedan pasar, fuera de ese plazo legal, de unos a otros chavales para aprovechar esos libros de texto. Y eso es especialmente importante porque si se tiene la suerte de estrenar libros en el primer año del ciclo de uso se podrá ceder o vender de segunda mano en los siguientes cursos pero si alguien tiene que comprar ese lote en el tercer o cuarto año de uso la vida de esos libros tendrá muy corto recorrido y no podrá ser aprovechado mucho tiempo.

El negocio, pues, lo harán especialmente las editoriales con este recorte impuesto por el gobierno castellano-manchago.

2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada