sábado, 30 de mayo de 2015

SOBRE MULTICARGOS, INCOMPATIBILIDADES Y FUGAS INTERESADAS (Página nº 3157)

Éste es el comentario al que voy a responder:

Dentro de tu habitual tono de sensatez y aunque ya se que no te gustan que te traten de gurú, es rara avis que alguien hable claro y sin tapujos, con nombre y apellidos, de lo que le de la gana.

Yen ese contexto, ¿qué te parece esta noticia? ¿No es un engaño a los ciudadanos? ¿Por qué los políticos no lo dicen antes de las elecciones? Es decir, señor votante que sepa usted que si mi partido gana esto, yo me aprovecharé de esas habichuelas y no de estas otras. Y abundo más, por qué se presentan a varios cargos. ¿Es que ser diputado regional, o senador, o diputado nacional no conlleva trabajo como para atender una concejalía o alcaldía? No entiendo nada.


http://www.eldigitalcastillalamancha.es/varios-diputados-regionales-electos-no-tomaran-posesion-del-cargo-damos-la-lista-188060.htm"

Y aunque podría extenderme muchísimo voy a intentar contenerme y ser breve:

Creo que todos los cargos políticos, y digo todos, debieran ser incompatibles con los demás y por lo tanto ninguno ser desempeñado por la misma persona, excepto aquellos que fueran meramente honoríficos y carentes de peso real. Ya hay incompatibilidades establecidas pero insuficientes, a mi modo de ver, y entiendo que cargos como presidentes, ministros, diputados, senadores, diputados autonómicos, alcaldes, concejales liberados y alguno que se me pueda olvidar requieren de la exigencia y tiempo como para ser atendidos con exclusividad. Como es evidente que no sucede yo establecería por ley esa incompatibilidad.

Pongamos un ejemplo hipotético. Desde que Díaz-Salazar decidió que el alcalde de Daimiel debía tener dedicación exclusiva por la carga de trabajo que se asumía nadie ha discutido ni renunciado a tal cosa. Es más, hasta se habla de habilitar más liberaciones y medias liberaciones para atender adecuadamente las tareas municipales.

Ahora imaginemos que a Leopoldo, tras sus resultados, se le ofrece ir en las próximas candidaturas bien del Congreso o bien del Senado, como ya sucediera con otros como Carlos Cotilla o Sebastián García, y saliese elegido. Entonces ¿ya no requeriría la alcaldía de Daimiel dedicación exclusiva?, ¿tampoco ser Senador o Diputado? Vale que lo resuelven no cobrando ambos sueldos, aunque sí el resto de ventajas, pero hablamos de tiempo y dedicación y de pronto veríamos que como en Tomelloso o Socuellamos tampoco sería ya imprescindible dedicarle todo el tiempo en exclusiva, lo cual no deja de ser un fraude y una impostura, y aunque yo cite a estos dos del PP hay decenas de casos en todas las administraciones que deberían evitarse con una ley de incompatibilidades adecuada y que no existe. 

Respecto a quienes salen electos y renuncian, incluso antes de tomar posesión, ya lo he comentado en otras ocasiones, es una burla al elector, un fraude electoral, una razón para el desprecio más absoluto a los partidos, por permitirlo, y a los políticos que lo hacen porque eluden, burla, desprecian, el compromiso adquirido con quienes les han votado dentro de esa candidatura. Yo abomino de ese comportamiento que solo responde a gente interesada, de poco peso, que desprecia a los votantes y les engaña. Solo causas personales graves que impidieran cumplir esos compromisos podrían justificar la fuga. Recuerdo a López Aguilar que deja de ser ministro para encabezar la lista del PSOE para las autonómicas de Canarias y como no sale presidente deja al poco colgados a sus votantes para encabezar las Europeas.

¿Quién puede evitar esto? Quienes legislan, justo los que más interesados están en dejar las cosas como están y dejar que puedan acaparar cargos o abandonarlos por otros cargos políticos traicionando al electorado que confió en ellos sin imaginar que harían mutis por el foro en cuanto les pusieran una zanahoria más grande. Porque lo siento, para mí la palabra y el compromiso están por encima de eso.

***

DE LA DESTRUCCIÓN DE DOCUMENTOS POST-ELECTORAL (Páginas nº 3156)

Respondo al siguiente comentario:

Y hablando de suciedad (que por cierto, te doy toda la razón del mundo), me gustaría saber cuál es tu opinión respecto a esos contenedores repletos de papeles triturados de los Ayuntamientos gobernados por el PP estos últimos años.
Gracias!"

La verdad es que no me quiero dejar llevar por el impulso de creer que cualquier destrucción de papel encierre el deseo de ocultar informaciones, datos, documentos comprometedores. Tampoco por la ingenuidad de pensar que esta fiebre destructora tras una fecha electoral sea pura casualidad.

Entiendo que las administraciones generan mucho papel, a veces innecesario, y que eso obliga a que, cada cierto tiempo, haya que destruir toda aquella que no haya de ser obligadamente custodiada por dichas administraciones. Es algo, pues, hasta ciertamente lógico y que no debería llamar la atención, un procedimiento rutinario e inocuo propio de la intendencia habitual. Y ahí debiera quedarse si creyésemos en la bonhomía y honradez de las personas.

El problema es que ya hemos vivido episodios de ese otro tipo que es la destrucción sistemática y voluntaria de documentos con otra intencionalidad, igual que borrados de discos duros y otras acciones reprobables que, casi siempre, terminan en un limbo jurídico donde se diluye toda responsabilidad. Y entonces, cuando asistimos a este febril acción destructora tras una jornada electoral en algunos de los ayuntamientos o gobiernos regionales donde se vislumbran cambios pues no es fácil sustraerse a la idea de que, entre los muchos papeles y documentos innecesarios, también se aproveche para tratar de ocultar o hacer desaparecer aquello que se considera que otros no deben llegar a ver.

Sospechamos porque han dado suficientes motivos para creerles capaces de merecer esas sospechas, porque a falta de la transparencia debida y de los numerosos escándalos que salpican la vida política estamos seguros de que, en mayor o menor grado, sucede.

De tu pregunta, sin embargo, modificaría que solo parezcas contemplar que suceda en ayuntamientos del PP porque si ahora puede ser así porque eran mayoritarios los gobernados por ellos y que han perdido la alcaldía pues la verdad es que no siempre fue así. Incluso recuerdo el clamor del PP cuando llegaron al gobierno tras los muchos años de Felipe González y dijeron encontrarse los ordenadores borrados y una gran cantidad de documentos destruidos, y si aquello tuvo algo de verdad, y parece demostrado que sí, con un gobierno central y sin que pasara nada ¿qué esperar de gobiernos autónomos, diputaciones o ayuntamientos en determinadas ocasiones?

Quizá lo peor de todo es que la falta de honestidad, la doblez, la trampa, siempre sobrevuela la acción política. Y en muchas ocasiones la impunidad. Y así no ha de extrañar tanto afán destructor tras un 24 de mayo con derrota.


***

viernes, 29 de mayo de 2015

SOLO SE MUEREN LOS DEL PP (Página nº 3155)

Lo leo y no me lo creo. Feijóo ha dicho que la muerte de 100.000 gallegos en los últimos cuatro años, la mayoría votantes del PP, ha sido una de las causas principales de que hayan obtenido los peores resultados en democracia. Pues a este ritmo de aquí a noviembre pierden otros veinte mil, Y es que ya me parece curioso que sepan la filiación política de los difuntos y aún más que lo atribuyan como causa importante del fracaso electoral en Galicia. Como se lo crean muchos que lean esas palabras me da que van a correr a afiliarse a otros partidos para ver si así se mueren más tarde:


Yo, por si acaso, me he quedado con la copla para escribir este sonetillo con un par de estrambotes:


¡Caray, con cuanta impericia
Feijóo ha salido a explicar,
queriendo justificar,
el fracaso de Galicia!

¡Qué notición, que primicia,
difícil de imaginar,
un relato singular
que te hará gritar "¡albricia!",

pues él dice que ha perdido
cien mil votos su partido,
y por eso está que trina,

al morir por esos lares
uno cien mil populares,
¡ joder, vaya escabechina!


Se ve que en tierras gallegas
toda la mortalidad, 
según Feijóo se sospecha,
tiene que ser derecha,
¡pues vaya fatalidad,
que solo mueren colegas!


Si quieres ser centenario
ya sabes la solución, 
¡a la izquierda has de afiliarte
o habrá que ir a velarte
por temprana defunción
y luego rezarte un rosario.


***





DAIMIEL ESTÁ SUCIO, SUCIO, SUCIO...(Página nº 3154)

Si hay algo negativo que no hace falta buscar porque salta a la vista a cada paso que uno da es que Daimiel está sucio, sucio, sucio.Y no es que no se limpie, es que somos guarros por encima de nuestras posibilidades y, aunque no guste, el comportamiento de muchos, más de lo que sería soportable, no pasaría la ITV del civismo ni aunque se bajara mucho el listón.

Hace unos días viajaba con unos amigos por Sabiote, Úbeda y Baeza y no hubo que esperar nada para que hiciésemos notar el cuidado y limpieza que se apreciaba en sus calles y plazas, quizá porque no estamos acostumbrados y llamaba poderosamente nuestra atención.

Es una pena porque, de la misma forma que a nosotros nos llamaba la atención la limpieza y cuidado de las zonas, seguro que a algunos visitantes llegados a Daimiel y acostumbrados a otras cosas les debe chocar bastante el aspecto sucio y dejado de nuestras calles y plazas y el desdén de muchos daimieleños hacia su propia ciudad descuidando sus obligaciones cívicas.

Daimiel está sucio, sucio, sucio... y no son los olores, las pintadas y todo eso, sino la suciedad que se deposita cada día en nuestras calles en forma de heces de animales, bolsas de plástico, envases, propagandas diversas, etc... y que ni las batidas diarias de los retenes de limpieza consiguen quitar antes de que ya se vayan tirando otros por las zonas apenas limpiadas.

¡La verdad es que es una pena, una triste pena, el aspecto que ofrece nuestro espacio urbano cada día y todos los días!

jueves, 28 de mayo de 2015

¡ QUÉ SORPRESA ! (Página nº 3153)

No me lo esperaba. Creía que la web municipal tenía bastantes más visitas diarias al ser la referencia informativa local y el primer lugar de consulta para quienes siguen la actualidad de nuestra ciudad y descubro que, con motivo del seguimiento de las Elecciones Municipales, sus cifras quedan por debajo de las de este blog personal que habla de esa actualidad desde un punto de vista de opinión y no tanto de información.

Según los datos que ofrece la noticia se han obtenido picos de 2.539 el 24 de mayo y de 2.568 el 25 de mayo, día posterior a las elecciones, para un total de más de 40.000 visitas cuando la media diaria suele moverse en el entorno de las 1.600:



En el caso de este blog los picos coincidieron en esos dos días con 3.375 visitas el 24 de mayo y 3.207 el 25 de mayo, con más de 60.000 visitas en el último mes y una media de 2.000 visitas diarias:




Sinceramente, creía que la web daimiel.es tenía bastantes más seguidores aunque, supongo, el grueso de audiencia proviene de los oyentes que siguen los informativos de la radio, entre los que a veces me encuentro.

No deja de ser una mera anécdota porque ni competimos ni esto tiene más valor que el de expresar una sorpresa por las cifras que da a conocer la web municipal.

Por cierto, que no lo he dicho pero se merece decirlo. Radio Daimiel volvió a hacer un gran despliegue durante la noche electoral para dar antes que nadie los resultados de las Municipales, y creo que merecen una felicitación por ese trabajo. ¡Enhorabuena!

SE AVISTAN LAS PRIMERAS POLÉMICAS DE LA NUEVA LEGISLATURA EN DAIMIEL (Página nº 3152)

No ha comenzado la legislatura y ya se avistan algunos desencuentros para las primeras situaciones que van a plantearse:

La primera de ellas, seguro, entre PP e IU a cuenta del procedimiento para tomar posesión de las actas de concejal y la presencia de símbolos religiosos que hace cuatro años ya causaron malestar en los integrantes del grupo municipal rojiverde porque dicen no entender ese afán de mezclar elementos relativos a las convicciones religiosas con un acto institucional de un ayuntamiento que ha de regirse por una posición aconfesional que, constitucionalmente, se establece de ese modo.

Particularmente, y es mi opinión, tampoco entiendo que un acto administrativo haya de realizarse con la presencia de un elemento ajeno a ese procedimiento formalista ni que otorgue más valor a esa toma de posesión en el que, lo verdaderamente importante, es comprometerse públicamente a cumplir y hacer cumplir los valores constitucionales y las obligaciones del cargo, y si cada cual quiere hacerlo llevando sus propios símbolos no me parece mal pero hacerlo como parte de la escenografía general ya lo veo mucho más discutible.

La segunda, después de las palabras de ayer de Leopoldo en la radio local, vendrá por el deseo de éste de contar con un mayor número de concejales liberados que en la anterior legislatura alegando que en la pasada se vieron cortos de recursos con la alcaldía y dos concejales a tiempo completo y con dedicación exclusiva. Y aquí la oposición, supongo, vendrá de la mano de los dos grupos de oposición, porque el PSOE vendrá a recordarle las palabras de Leo en contra cuando ellos tenían tres liberaciones y media gobernando José Díaz del Campo e Izquierda Unida porque siempre se ha mostrado en contra de la carga económica que suponen los liberados y cargos de confianza para las arcas daimieleñas. Y además de la guerra de cifras, pues lo dicho por Leopoldo sobre el ahorro de las comisiones que no percibirían como liberados y que podría compensar esa o esas medias liberaciones no me cuadra, nos espera un debate importante que incluirá el sueldo que dichas liberaciones.

Yo, en este último tema, no lo tengo claro. Entiendo que algunos de los ayuntamientos, como el de Daimiel, han alcanzado una dimensión que obliga a ocuparse de él con varias personas dedicadas en exclusiva a las tareas de mayor peso, pero , a la vez, la carga económica en un consistorio fuertemente endeudado ha de medirse con mucho cuidado y en virtud de aprovechar todo ese recurso eficazmente y ahí tengo cierto reparo.

En cualquier caso no quiero decir que estos dos primeros puntos de fricción puedan marcar la pauta de la legislatura, pues ójala lleguen a más acuerdos que desacuerdos porque a todos nos irá mejor.



***