domingo, 31 de julio de 2016

AUGE Y CAÍDA DE LA COOPERATIVADEL CAMPO "LA DAIMIELEÑA" EN FOTOS (Página nº 3783)

Cuando era pequeño y vivía frente a la Cooperativa del Campo "La Daimieleña" sabía, a ciencia cierta, que aquella mole impresionante era el orgullo de Daimiel, posiblemente el proyecto colectivo más importante que jamás hubo en nuestra ciudad. Se hablaba de ella y salían cifras, posiciones, que nos hacían ver su gran relevancia, y cuando llegaba la vendimia se convertía en el centro neurálgico de nuestra localidad.

Pero si fue el orgullo en su auge también fue la vergüenza en su caída porque la suma de incompetencia, de intereses personales, de comportamientos miserables y de una pésima gestión terminó reventando aquel proyecto ambicioso al que se sumaron cientos de familias dedicados a la agricultura y convirtiéndolo en uno de los episodios, si no el mayor, más lamentables de la historia social y económica de Daimiel.

El caso es que mientras nadaba en el archivo fotográfico del grupo de facebook "Daimiel en el recuerdo" para hacer las distintas entradas comparativas entre rincones de Daimiel de ayer y su aspecto hoy fui entresacando parte de las fotos que unos y otros habían ido colgando sobre la Cooperativa y se me ha ocurrido ofrecerlas aquí, ahora, para ofrecer una secuencia de conjunto de este auge y caída que espero os guste:






















10 comentarios:

  1. Falta, como colofón, la fotografía actual, donde ya sólo queda la puerta. Más concretamente, la hoja derecha. Me tomo la libertad de enlazarla en Street View:
    https://goo.gl/maps/MBfwKbMUGKv

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que vinieron técnicos sovieticos para su construcción?

    ResponderEliminar
  3. Sería bueno conocer "los entresijos" del porqué de su fracaso.
    Políticamente, en su día, se hicieron acusaciones muy graves, infundadas, que fueron contestadas en la prensa provincial y más tarde restificadas por injustas e incalificables.

    ResponderEliminar
  4. De poco valdria ahora buscar las razones de este fracaso empresarial.
    Mejor emplear nuestros esfuerzos en ayudar tanto a las grandes industrias como al emprendedor, cumpliendo las normas existentes pero facilitando sobretodo los trámites administrativos.

    ResponderEliminar
  5. Seguro que los responsables de la caída cooperativa tienen buenas herancias para sus hijos, nietos y bisnietos... cuanto se escondió en su día.

    ResponderEliminar
  6. Y algunos llegaron lejos...

    ResponderEliminar
  7. Que docmuerto más grande,felidades por su publicación.

    ResponderEliminar
  8. La Historia de la Cooperativa de Daimil está por escribir. Pero han de pasar aun algunas generaciones. Hay gente viva que podría quedar muy mal.

    "Está escrito: los errores de los padres los pagarán los hijos hasta la tercera o cuarta generación".

    Alejandro Dumas - El Conde de Montecristo

    ResponderEliminar