domingo, 18 de septiembre de 2016

LA IMPAGABLE SERIE FOTOGRÁFICA DE LA NUEVA PLAZA DE ESPAÑA (Página nº 3892)

Sergio Infantes colgó en "Daimiel en el Recuerdo" este trabajo de Foto-Vídeo Domingo sobre la remodelación de la Plaza de España daimieleña, la última de ellas en un espacio que ha conocido bastantes reformas. A pesar de no haber pasado tanto tiempo la visión de esta serie fotográfica me fascina, sobre todo aquellas que reflejan los trabajos para instalar y sacar adelante el Olivo Milenario, aquel "enfermo en cuidados intensivos" que vimos salir adelante.



Si soy sincero no recordaba ese entablillado tan abundante. Sí, claro, que se insertaron algunas tablas entre sus brazos pero, al ver la foto, me sorprende la cantidad, aunque ya sabemos que la memoria tiende a diluir y simplificar la imagen real, como si rebajásemos "los pixeles" de la imagen original para reducir el formato y facilitar guardar más imágenes en nuestro cerebro.



Pero la que no se ha desvirtuado es esa otra imagen que tanto sorprendió a los curiosos que se acercaban a ver, entre las vallas, aquel ejemplar añoso, coronando un montículo de tierra que ha todos parecía desproporcionado y que elevaban al viejo olivo hacia el cielo. Recuerdo los comentarios de muchos de ellos, que yo compartía, asombrados de aquella altura, sin tener en cuenta que luego iría asentando y que, además, a falta de la pavimentación del resto de la Plaza la sensación de elevación no sería tanta ni tan exagerada como nos estaba pareciendo.









Ya lo conté aquí, aquella remodelación, a priori, provocó muchísima polémica, un encendido debate que fue del Salón de Plenos a la calle, de las tertulias a los corrillos. Y el pobre Olivo Milenario, sin duda, protagonizó las más arrebatadas discusiones, siempre en inferioridad porque en esos primeros días, meses, años, desprovisto de su cabellera, entablillado, escuálido, parecía un enfermo en paliativos y solo el tiempo, los cuidados y su fortaleza fueron haciendo desaparecer la mayor parte de peros y críticas.

Está bien volver a ver aquellos trabajos, cómo tomaba forma el nuevo aspecto de la Plaza que nos acompaña hasta hoy. Y hacerlo gracias a estas fotos de Foto-Vídeo Domingo compartidas en la red social.


***

15 comentarios:

  1. Francisco Aguirre Muñoz de Morales18 de septiembre de 2016, 14:56:00 CEST

    Muy interesante. Recuerdo que este olivo milenario, que para mí son dos olivos SIAMESES, como sucede en cuantiosas encinas que sólo están unidas por la raíz y son dos o más troncos, suscitó demasiadas polémicas negativas. Menos mal que el proyecto continuó. Hoy es lo más contemplado por los daimieleños, lo segundo que aprecian los visitantes tras las Tablas de Daimiel y, junto con Las Motillas del Azuer y el museo... Sean acaso los monumentos singulares x los que los daimieleños nos sintamos orgullosos. No sé si, acaso, el que un árbol acostumbrado al secano durante cientos de años, se le someta a un cambio tan radical en agua, quizás excesiva, pudiera perjudicarle por fatiga y, a la larga, que envejezca más deprisa ¿?
    Unas preguntas que no recuerdo sus respuestas. ¿En qué año se instaló en la plaza? ¿En qué lugar se encontraba? y ¿Quiénes fueron los iniciadores del proyecto? Si alguíen lo aclarase, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Francisco Aguirre Muñoz de Morales18 de septiembre de 2016, 14:58:00 CEST

    Saludos. El viernes 16 pasé por Daimiel y le hice algunas fotos al olivo.

    ResponderEliminar
  3. El Olivo se encontraba al lado de un arroyo muy cerca de la Venta de Borondo, por lo que estaba adaptado al agua, se entablillo de esa forma porque como bien dices los olivos están unidos sus pìes de forma muy ligera y se entablillo para que no perdiera el cuerpo y forma con el que había estado siglos en en terreno. La Comisión de Gobierno del ayuntamiento decidió poner un elemento singular de la zona, se decidió poner un Olivo lo mas hermoso posible y se le encargo a Julian Sanchez (concejal de Obras) buscarlo, este a su vez contacto con dos personas para que le ayudaran que fueron Jose Alvarez (Q.E.D:.) Tte. de la Guardia civil y a Jesús Mora (Q.E.D.) conocido corredor de fincas al que llamaban el chulo el de Juan Mora, entre los tres, puesto que el concejal en su juventud fue guarda del campo y se conocía bien todos los rincones del término municipal vieron varias posibilidades y se decidieron por el que actualmente está en la Plaza. después sucedieron muchas otras cosas que algun dia se contarán, esto me lo contó el antiguo Concejal que vivió todo este acontecimiento de muy primera mano.

    ResponderEliminar
  4. Que suerte tenemos los aficionados a los toros, en Castilla la Mancha tv. Otra corrida de toros.

    Y mañana otra más, y las que nos quedan de ver.

    Sin olvidar los programas dedicados a las ganaderías bravas.

    ResponderEliminar
  5. Se te olvida citar la recogida de firmas promovida por el PP de entonces para evitar que se colocara. No estaría mal acudir al archivo municipal y revisar lo que la oposición de entonces, hoy en el gobierno, decía al respecto. Son comentarios de la talla de los elogios de Rajoy a Rita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. recuerdo que fue un gobierno municipal socialista quien lo planto,

      Eliminar
    2. El mismo gobierno que arranco el abeto de la plaza y los arboles de San Pedro, y la Cruz de los caídos.

      Eliminar
  6. Exactamente, el concejal estuvo como guarda del campo como contratado, pero se te ha pasado que siendo guarda se perdió por el campo, y no una sino varias veces (esto no te lo ha dicho el que fue concejal)

    Y eso que se conocia bien todos los rincones del termino municipal de Daimiel.

    Y si se pone en duda, lo puede confirmar quien entonces estuvo con el, tambien contratado como guarda del campo y que actualmente está como interino en el ayuntamiento en la limpieza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer, que suerte tienen algunos trabajando "interinamente" toda la vida en el ayuntamiento, como guarda de campo o como limpieza.

      De esa forma, no hacen falta oposiciones.

      Eliminar
  7. Un gobierno socialista, si, así es, pero pregunta a los que por aquel entonces se dedicaban a la construcción si la obra salió a concurso publico o salió adjudicada a dedo.

    ResponderEliminar
  8. Un gobierno socialista, si, así es, pero pregunta a los que por aquel entonces se dedicaban a la construcción si la obra salió a concurso publico o salió adjudicada a dedo.(SIC)

    Las acusaciones con pruebas, si no pueden ser difamación- que es delito-. Y las ilegalidades, al juzgado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es complicado echar la vista atrás y buscar actas de juntas de gobierno y ver si realmente fue asi o no.

      Eliminar
  9. Muchísimas gracias por este artículo tan maravilloso sobre nuestro trabajo. ¡¡Ha sido una sorpresa muy grata para nosotros!!

    ResponderEliminar