martes, 5 de enero de 2016

QUERIDOS REYES MALOS...(Página nº 3422)


"Queridos Reyes Malos,

la presente carta es para echaros en cara que después de tantos y tantos años yo no veo la magia por ningún lado y, desprovista de ella, ¿en qué os quedáis?. Por eso he sustituido el "Magos" por "Malos" porque mantener el engaño dos milenios largos puede ser digno de reyes pero de reyes de la peor calaña.

Mira que me la pegasteis bien, que trataba de pasar las noches de Reyes sin dormir para pillaros dejándome los regalos y no había manera, lo que os daba crédito en eso de la magia. Al final caía rendido y al despertar allí estaba lo pedido...o no, que de esas también tengo alguna queja que afearos ahora que me he puesto a ello, porque las cartas eran claritas, detalladas, y no cabía alegar letra pequeña, mala vista o falta de existencias, que al vecino bien que le dejabais lo que a mí se me negaba.

Claro, hasta que mi amigo Loren me abrió los ojos y descubrí la trampa, Lo peor es que sabiendo que eran los padres y queriéndolos yo tanto cualquiera iba con la queja pues ya para entonces sabías que lo que no puede ser no puede ser y además es imposible cuando la economía familiar marca las posibilidades, y así asumes que los padres del vecino si que pueden y encima te caen reguleros.

Pero lo peor de esta mentira es que la vamos pasando de padres a hijos, que ya es una actitud casi irresponsable, como si nos fuéramos vengando de la ingenuidad infantil retorciendo el cuento de que Sus Majestades les traerán lo que pidan a cuento de portarse bien. ¿Sus Majestades?, ¡y una leche!, que hay que ver las piruetas que padres y madres deben hacer cada año, las idas y vueltas buscando lo anhelado por sus lebreles, el teatrillo que acompaña todo ese tinglado para que el mérito se lo lleven tres individuos que ni me conocen.

Con lo fácil que sería que existiesen y nos aliviaran de tal carga, total para un día al año que tendrían que trabajar y ya sin largos viajes a lomos de camello vistos los avances en vehículos y comunicaciones que tenemos. Yo incluso les pediría algo de poco volumen y peso, mira si soy facilón, con salud ya me daba con un canto en los dientes, dicho esto simbólicamente que salud y dientes rotos no hacen buena armonía.

Pero no, ahí siguen, montados en la mentira, asomando tras mil disfraces en cabalgatas a cuenta del dinero público para que sus empleados, padres y madres, todos sin dar de alta, les hagamos el trabajo ya no cobrando en negro, que ni eso, sino por la patilla.

La verdad, que para eso mejor que hagamos el día de los Padres y Madres obsequiosos y dejemos a estos tres allí, en su Oriente. Eso sí sería magia.

Hasta nunca."

 

11 comentarios:

  1. En si todo es una ilusión, lo mismo que la vida, una nace, crece y despues fallece.

    Y entretanto el ser humano hace mansiones para vivir, cuando se puede vivir en un espacio menor y no tan grande.

    Intenta acaparar dinero cuando no todo lo mas importante es el dinero y cuando llega el momento definitivo de la vida, aquí lo deja.

    Pero aunque sea una mentira lo de los reyes magos, al menos durante este tiempo los niños disfrutan con ellos, y los que estan a su alrededor lo mismo.

    Si pensamos de esta forma en los reyes malos, ¿que hacemos en esta mundo?

    ResponderEliminar
  2. Si los Reyes Magos son los padres y los que toman las decisiones políticas en el mundo la mayoría son padres y madres pues resulta que los líderes mundiales son los Reyes Magos y como tienen el mundo hecho una mierda es porque son Reyes Magos malos, son los Reyes Malos, de Oriente y de Occidente.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que los Reyes Magos se porten muy bien contigo, y los lectores del Blog!

    ResponderEliminar
  4. El ver con la ilusion que miran los niños yo solo con eso soy feliz .¡¡¡ A VOSOTROS SE OS VE UN PELIN AMARGADOS !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los años escribo algo relativo a los Reyes Magos etiquetando la entrada como HUMOR. Creo que tomárselo en serio, tras ese aviso en la etiqueta, habla de no reconocer ni la etiqueta ni el tono. El problema, creo yo, es que en este punto falla el lector y no el escritor.

      Eliminar
  5. Es una posibilidad que falle el lector, pero también otra posibilidad es que el escritor no se exprese de la forma correcta para que el lector pueda interpretar que lo que se escribe se realiza con humor.

    No siempre se hacen las cosas correctamente, si el receptor no lo entiende es porque el emisor no lo explica bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O porque la etiqueta HUMOR (en mayúsculas) se tiene la pereza de leer, que no hace falta entenderla.

      Eliminar
    2. Pues si después de leer el texto no se entiende la ironía pues hay que volver a parvulitos y aprender a leer de nuevo

      Eliminar
  6. Unos se creen que saben y por eso el resto no entiende

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otros claramente no saben ni quieren aprender.

      Eliminar
  7. ¿Y a que puede ser debido?

    ResponderEliminar