martes, 1 de diciembre de 2015

FERIA DEL MARISCO GALLEGO EN DAIMIEL (Página nº 3365)


Me encuentro con un cartel que anuncia la celebración de la Feria del Marisco Gallego en Daimiel. Casi me sorprendía que ya no hubiera llegado a nuestra localidad uno de esos eventos que, como las ferias medievales, se multiplican por toda la geografía, pero ya está aquí.

Puede que leído el primer párrafo alguien piense que estoy en contra y se equivoca. Lo cierto es que, aunque sea otra de esas cosas que se ofertan a ayuntamientos de toda España en unas condiciones que no suponen demasiado coste o casi ninguno para el Consistorio, y que solo conlleva la cesión de espacio y luz para desarrollar una actividad económica privada, lo cierto es que favorece que la gente salga a la calle, que la Plaza de España y calles aledañas recuperen ambiente y, de paso, la economía local del ocio también se beneficie de este incremento de público llevado por el atractivo del evento. Y es que ver gente por Daimiel en las noches otoñales sin mediar una actividad inhabitual como esta Feria del Marisco Gallego resulta bastante extraño porque, guste o no, el ambiente nocturno local está poco menos que muerto.

Ahora bien, celebrando que se lleve a cabo esta Feria de Marisco Gallego como eventual dinamizador de la vida social pienso que, por otras experiencias vividas, no siempre las expectativas terminan cumpliéndose y espero que esta vez no ocurra. Me refiero al reclamo del marisco gallego, al que no le falta fama y prestigio, y lo que nos traiga esta Fería sea digno de lo que, a priori, dice ofrecer. Es decir, que lo que veamos en los puestos sea auténtico marisco gallego, fresco, de calidad, que haga honor a su prestigio y no termine en convertirse en la clásica colada tocomochera que se ha producido en otras ocasiones. Y es que para más de lo mismo siempre sería mejor recurrir a los proveedores locales, a nuestros pescaderos de siempre. 

Porque debemos suponer, y así lo espera alguien como yo al que le gusta el marisco con fruición, que esta Feria dé la oportunidad de ofrecer aquello que es menos accesible en esta tierra de interior y que no va tanto en el tipo de producto sino en la calidad, frescura y origen de lo ofrecido. Solo eso haría merecer, de verdad, la pena acoger el evento en cuestión. Incluso aunque concite llenar las calles con la novedad. Porque la siguiente vez, si no es así, lo mismo no lleva a los daimieleños de nuevo a las calles.

De momento, ¡bien por esta Feria!. Después, hagamos balance.


***

13 comentarios:

  1. Hacen bien en traer esta feria a Daimiel a ver si durante toda la navidad proponen actividades realmente interesantes para que la gente salga todas las noches y le de vida al pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida al pueblo se la ha quitado el mismo pueblo. Desde hace años una generación de gente que protestaba por el ocio nocturno ha conseguido que Daimiel ya no lo tenga.

      Eliminar
    2. llevas mucha razón, las pocas veces que me he desplazado de noche a la capital he visto a mucha gente de Daimiel. ¿Con 5 o 6 locales nocturnos no tenemos suficiente? ¿tenemos que vernos alli para tomar algo un fin de semana por la noche en vez de en nuestro pueblo?, no lo entiendo la verdad y cada vez soy mas reacio a conducir para ir a tomar algo por la noche.

      Eliminar
  2. ¿Y por qué durante el verano no se hace una Feria del Melón en la Coruña ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entre otras cosas NO SABEMOS VENDERNOS

      Eliminar
  3. Ahora que he visto la carpa en Navidad, propongo que de cara a las noches de nochebuena y nochevieja, se podría plantear la carpa que se instala en feria, contratar música y ofrecer las barras al negocio local. Se que el ruido puede ser impedimento pero sabemos que esas noches la gente se acuesta tarde y sería las dos noches menos gravosas para ello, no se alomejor es una utopia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será una utopía, pero suena bien.

      Eliminar
  4. Y luego existen quejas de que no hay ocio nocturno¡¡¡ Ya que se utiliza tanto el término "empatía" en nuestros días, invitaría a la persona que ha realizado el comentario anterior a ponerse en el lugar de los propietarios o arrendatarios de locales de ocio nocturno en la localidad. Además de pagar sus impuestos durante todo el año, y tener sus gastos de mantenimiento y personal como cualquier otro negocio, cada vez que haya una fiesta importante tendría que pagar un "canon" para explotar su negocio en un lugar diferente del que lo hace habitualmente, es decir, existe duplicidad de gastos. No digo, que no sea atractivo para el usuario final, pero los negocios tienen que ser rentables, para obtener beneficios y generar puestos de trabajo. Apoyemos a los emprendedores, a los que arriesgan su dinero, pero de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te has parado ha pensar que si eso se montase en condiciones alomejor las ventas son muchísimo mayores que en su negocio? No estoy hablando que el ayuntamiento "sangrase por quedarse con la explotación" eso serían otras cuestiones, pero en las ferias de hace años los negocios de ocio nocturno cerraban para invertir en otro sitio, se pueden buscar muchas fórmulas, no lo propongo para perjudicar al empresario nocturno de la localidad al contrario...

      Eliminar
    2. Comprendo lo que comentas, pero hay que tener en cuenta que eran otros tiempos y el "canon" a pagar era asumible, porque durante el resto del año ya habías podido obtener beneficios en tu negocio. En la actualidad, el poco o mucho beneficio obtenido, depende de las grandes fiestas (tales como Nochebuena y Nochevieja, entre otras muy señaladas), porque el resto del año se mantiene uno a duras penas y duplicar gastos no mejora la perspectiva. No obstante, la mía, es solo una opinión más. Un saludo.

      Eliminar
  5. Sobre todo trayendo competencia de fuera, como puede ser este caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hicieran más cosas los de aquí, pero es que los hosteleros de Daimiel no tienen muchas iniciativas a lo largo del año y estas iniciativas llaman la atención de la gente.

      La Feria del Stock se hizo la primera vez con empresarios foraneos ¿por qué? Porque a los de aquí no se les había pasado por la cabeza ni remotamente. Después vieron que era productivo y a copiar.

      Eliminar
  6. La comida servida en la carpa tiene mucho que desear el arroz con bogavante incomestible

    ResponderEliminar