lunes, 4 de abril de 2016

LOS PAPELES DE PANAMÁ (Página nº 3563)

¿Quién puede creer que los gobiernos mundiales tengan interés real en acabar con los paraísos fiscales y la opacidad? Ahora salen a la luz parte de los muchísimos clientes en los llamados "Panama Papers" o "Papeles de Panamá", en los que ya se cuantifican a numerosos políticos, entre muchos otros, y es como asomarse al abismo moral de esta sociedad donde hemos encomendado a los zorros el cuidado de los gallineros.
 
Habrá quien diga que esto es legal, al menos en aquellos casos donde existe una declaración veraz y un conocimiento exhaustivo de dichas cuentas, aunque ya se sabe que otros muchos lo hacen de forma claramente ilegal, pero no nos engañemos, el objetivo que persigue es no tributar o hacerlo de modo insuficiente, y eso ya me parece inmoral a todas luces frente a quienes pagamos religiosamente todos los impuestos. La legalidad, en este caso, es interesada, favorecida, facilitada por el mero hecho de permitir el funcionamiento de todo tipo de paraísos fiscales y que es posible por la cooperación, la permisividad o el interés de aquellos países que se alimentan de esta trampa legal y de la actitud reprochable de los países que sabiendo que supone una fuga real en sus economías no endurecen las condiciones para asfixiar estos instrumentos fraudulentos y terminar por hacer desaparecer tanta ingeniería fiscal que termina favoreciendo a los ya favorecidos, y cuya relevancia explica las actitudes condescendientes de esos países para no hacer apenas nada para acabar con la situación.
 
Dan asco, vivimos en un mundo de rateros, de insolidarios, de tragaldabas y sinvergüenzas aupados a sus propios intereses. Los paraísos fiscales solo han sido posibles desde la incompetencia, o peor, las complicidades del poder con los poderes económicos. No encontrarán mi nombre en los Papeles de Panamá, ni los de la inmensa mayoría de ciudadanos del mundo. Sí estarán los de la morralla moral del planeta, esa "creme de la creme" donde a todo lo peor le llaman élite y que llevan siglos burlándose de los demás bajo la impunidad que les da el poder y su prostituido concepto del dinero.
 
Ya ven, algunos, en el colmo del descaro y la sinvergonzonería, hasta se inventan amnistías fiscales para salvar al culo a tanto despojo moral. Así nos va.
 
 Añadido:


 
***

2 comentarios:

  1. Hola Totem, Me he sonreído cuando he leído tu comentario donde dices: No encontrarás mi nombre en los Papeles de Panama....., me estás confesando indirectamente que no tienes un duro, si tuvieras "pasta" te aseguro que no pensarías lo mismo. Un día te explicaré a propósito de esa noticia lo que el 98% de la población desconoce.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, podias empezar a divulgarlo aqui!

      Eliminar